Informativo Regional4

El virus también regresó a clases (Opinión)

Profesora en clase 1 Profesora en clase 1

Por: Edilberto López Morales

Desde el 16 de enero el país ha venido en el proceso de regreso a clases con todo su aforo estudiantil, los colegios abrieron sus puertas con todas su capacidad para recibir los estudiantes quienes en masa han ido regresando a las aulas para presencialmente recibir sus clases en los dos años que han pasado se experimentaron muchos cambios entre ellos la virtualidad un método alternativo y eficaz en cuanto al autocuidado pero tal vez con falencias por la falta de cobertura de red para algunos o por la flexibilidad que este trae y que permite que tal vez la eficiencia en el aprendizaje no se la misma, pues desde casa las reglas y la disciplina no se podían impartir de la misma manera, fueron dos años muy variables para todos los estudiantes quiénes de manera improvisada trataron de ganar sus periodos académicos.

Pero ya es 2022 y es casi una obligación regresar de manera presencial a las sedes educativas pues aseguran las autoridades que es necesario porque los estudiantes están teniendo traumas debido a la falta de contacto con los demás compañeros de clase e interacciones con sus demás entes académicos.

Por otra parte, crecen las preocupaciones por parte de los profesores debido a que en Colombia aún faltan muchísimos de ellos por vacunarse y en ciertos lugares no tienen las condiciones de bioseguridad necesarias para el regreso a clases, esto por ejemplo por los espacios con que no cuentan algunas instituciones.

Y es que una de las razones que dicen muchas personas es que si la economía ya se reactivó en su totalidad ¿por qué no hacerlo en las instituciones educativas que finalmente son las que garantizan la educación de las futuras generaciones? se expresan conceptos como: “las discotecas llenas y las aulas vacías” son planteamientos de personas que miran como a este país le debe importar toda su población y es que, para los economistas, ya el país no se puede detener en su crecimiento ni un día más.

Por otra parte tenemos el gremio médico que, opina que “es totalmente preocupante el hecho de que la gente le esté perdiendo el miedo tan rápido al virus” que por cierto en estos días y a pesar de la vacunación arrecia nuevamente en el país con las nuevas variantes y precisamente con la presencialidad en los colegios, los contagios podrían salirse de control son algunos argumentos de “los galenos” que son realmente el gremio que se ve más afectado en última instancia si se colapsa el sistema de salud, que en Colombia no es precisamente el más adecuado.

Y es que se mira con preocupación cómo las largas filas sin distanciamiento y los “tumultos” en las entradas de los colegios por parte de los estudiantes son cada vez más grandes y con menor control, bajar la guardia ante un enemigo como lo es el covid 19 es definitivamente un error que no debería de permitirse, puesto que es incontrolable la bioseguridad y la exigencia en tan altas cantidades de jóvenes reunidos en pro del regreso a clases.

Esperamos como sociedad, que cada familia tome verdadera conciencia de autocuidado y educación individual a cada uno de sus miembros que hacen parte de la comunidad estudiantil pues es desde casa la única forma de hacer un poco de control puesto que para una institución por organizada que sea, al no contar con suficientes espacios de concentración y tiempos de alternancia siempre será muy difícil hacer planes de prevención y mitigación de los posibles contagios.

Las personas en Colombia manifiestan estar cansadas de tanto tapabocas y antibacterial y es que en este país la gente se aburre de las reglas y ni las autoridades lo pueden controlar más cuando la situación económica y de convivencia es tan variable para la población.

Se hace el llamado a ser más conscientes del peligro que esta enfermedad representa y al auto cuidado individual puesto que en condiciones en las que la economía se está viendo tan afectada, ya lo colectivo se sale de las manos a nivel gubernamental y será entonces responsabilidad de los colombianos y sus familias el autocuidado de los suyos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat