Informativo Regional4

Don Javier Cadavid, crónica de una Justicia Discapacitada

javier el colombiano javier el colombiano
Javier Cadavid. Foto: El Colombiano

Por: Edilberto López Morales

Reza un refrán muy colombiano que ¡uno por hacer bonito, hace feo!, pero ¿quién puede resistirse a ayudar cuando se tienen los medios, las posibilidades y la buena voluntad?, por esos mismos motivos que tal vez “la buena suerte” le proporcionó, empezó un calvario que don Javier Cadavid y su familia nunca se imaginaron tener que soportar.

Oriundo del municipio de Sonsón, casado con doña Mariela Toro, una maestra dedicada a su profesión y hogar, con la que tuvo 4 hijos. Toda la familia se radicó en el corregimiento de Puerto Venus, municipio de Nariño (oriente de Antioquia) por allá en los años 1979 cuando empezó con una tienda llamada Distribuidora Venus que abastecía las diferentes comunidades que encontraban allí enseres, víveres, materiales y herramientas para la labor campesina, en una región que por cierto está bastante alejada de la capital antioqueña (Medellín). Los servicios ofrecidos en tal negocio eran bastante apetecidos y oportunos por la gente, puesto esto hizo que no se desplazaran o esperaran por largos meses los encargos como lo hacían antes.

En los siguientes años llegaría para la región el apogeo de la de “la coca” (cocaína), un falso progreso como lo han descrito muchas personas que con el tiempo lo entendieron; en fin, a pesar de esto no se puede negar que las comunidades, los comerciantes y hasta los grupos armados que llegaron a causa de esta bonanza, se vieron beneficiados con dicha planta que, aunque ilícita, muy rentable.

(Crónica) La culpa es de la coca https://www.informativoregional4.com.co/2021/02/23/cronica/

Y es justamente con la mejora económica de la región que los negocios fueron creciendo y mejorando en sus capacidades ofreciendo nuevos servicios ,fue entonces cuando don Javier Cadavid decidió abrir una cuenta bancaria en una entidad financiera  en la capital antioqueña, la misma que lastimosamente fue infiltrada por grupos armados al margen de la ley especialmente por el frente 47 de las extintas FARC, al mando de “alias Rojas” y “alias Karina” que por esa época hacían presencia fuertemente en la región y se aprovecharon de esa cuenta legal para hacer transacciones financieras con dineros obtenidos de extorsiones y vacunas a los comerciantes, ganaderos, y transportadores que se veían obligados a consignar en esa misma cuenta. Dichos sobornos eran redimidos y/ o cambiados por víveres para la subsistencia de los militantes en esa guerrilla.

La lejanía de esta comunidad, su geografía de difícil acceso y su abandono estatal en ese momento fueron bien aprovechadas por este grupo al margen de la ley para hacer estos procedimientos ilegales que afectaron el buen nombre de don Javier. Un señor  colaborador y servicial quien había luchado con su negocio, haciendo un excelente trabajo con el que benefició a su familia y a la comunidad que en sus comentarios lo mencionan como: ¡El Papá de Puerto Venus! y es que no es para menos pues siempre don Javier supo ayudar a las personas y a sus familias generando créditos para que pudiesen marcar y tener así el sustento de sus hogares como lo fue por ejemplo don Carlos Morales un campesino de la vereda El Piñal que siempre mercaba en su tienda bajo la modalidad de crédito, le pagaba el mercado anterior y don Javier le fiaba el próximo y así encontramos muchísimos ejemplos de campesinos a los cuales don Javier les hacía el mismo favor para que la economía de las familias permaneciera estable.

Pero fue en el año 2009 cuando tras la recuperación del territorio por parte del gobierno con autoridades como el Ejército y la Policía Nacional, que empezó para don Javier y su familia una pesadilla que le truncara su libertad.

javier cadavid el colombiano 2 javier cadavid el colombiano 2
Javier Cadavid en la cárcel. Javier Cadavid en compañía de su familia. Fotos: El Colombiano

Una investigación por parte de la Fiscalía General de la Nación, determinó que a través de la cuenta bancaria de la Distribuidora Venus, las FARC hacían cobros de extorsiones y sobornos a los comerciantes y que este dinero era reclamado o canjeado en el negocio de don Javier. Esto lo condujo injusta e inmediatamente a una cárcel desde el 11 de noviembre del 2009 siendo condenado a 23 años de prisión, acusado de participación y complicidad de dichos actos ilegales, por el hecho de tener una cuenta empresarial desde la cual se hicieron esas transacciones que beneficiaban a la guerrilla de las FARC.

blu blu
Mariela Toro, esposa de Javier Cadavid en compañía de dos de sus hijos. Foto: Blu Radio

Y así fue, encerrado en una cárcel y explicando en reiteradas ocasiones que era una víctima del conflicto y de los enredos del grupo ilegal fueron pasando los días, meses y años, mismos en los cuales se fue dando cuenta que sería un caso más de falso positivo de nuestro sistema de justicia pues mientras se cumplía su reclusión los comandantes del frente 47 de las FARC se entregaron a las autoridades y ambos testificaron en diferentes ocasiones, la inocencia y la injusta retención de don Javier.

Pero para la justicia colombiana a la cual expresa el señor Cadavid textualmente que “le tiene lástima”, a pesar de las declaraciones de los excombatientes, no fue suficiente y solo 12 años después de estar recluido en las cárceles de Manizales e Itagüí fue que el pasado 11 de enero de 2022, tras una orden de la JEP (Jurisdicción Especial para la Paz) le fue concedida su libertad condicional, misma que recuperó pero deberá seguir vinculado a la investigación y aunque es doloroso saberlo por lo menos para él y su familia, es que se podrá defender desde su libertad.

Y una de las preguntas que se hace don Javier, su familia y muchos otros ciudadanos es ¿qué se necesita en Colombia para demostrar la inocencia de alguien aun después de tener pruebas que ratifican la inocencia? Nuestra justicia es lenta y se encuentra saturada. ¿Qué se puede hacer ante tantas demoras y atrasos en la resolución de casos tan injustos como éste?, ¿qué se necesita implementar para que los juicios y las investigaciones avancen de manera eficiente y eficaz beneficiando a los inocentes y castigando a los verdaderos culpables?. Nuestro sistema penal acusatorio carece de personal especializado y sistemas que sean eficaces en la solución de casos de injusticia, pero también de condena.

“JUSTICIA DISCAPACITADA”, muchos colombianos de a pie la califican de esa manera pues se ve como en casos como este la justicia se hace ciega, sorda, y muda para entregar resultados que den a cada caso su trato correspondiente, defendiendo la verdad sea para absolver o condenar pues también se ve como a diario personas que deberían estar tras las rejas quedan libres por vencimiento de términos, errores en los procedimientos, y por la no legalización de las capturas. Misma situación que incluso desanima hasta la fuerza pública colombiana que exige a su sistema de justicia una mayor eficiencia y rapidez en los procesos para que historias tan tristes como la de don Javier no se vuelvan a repetir. Se hace un llamado a las entidades de justicia para que se hagan las reformas necesarias, para que se llegue a tener claridad y celeridad en todo tipo de procesos, ya sea condenatorios o de liberación de personas acusadas injustamente como en este caso.

A Don Javier Cadavid Palacio, en nombre de toda la comunidad de Puerto Venus “El Rinconcito Amable de Antioquia” “le damos la bienvenida a la libertad. Una comunidad que lo ha extrañado y ha anhelado su libertad durante todos estos años, gente trabajadora y agradecida con usted, un ser humano noble y colaborador que supo aportar en muchos aspectos a la mejora de las comunidades y sus familias, esperamos seguir contando con su buena voluntad a pesar de los daños irreparables que le pudo haber causado la privación de su libertad de tan injusta manera.”

familia cadavid familia cadavid
Familia de Javier Cadavid. Foto: Felipe Cadavid

“Quiere esta comunidad hacerle saber que usted sigue siendo como ese padre que siempre les apoyó y que se alegra de que al fin se hayan escuchado los clamores, para usted que estaba tras las rejas, y en general para su familia que tuvo que padecer esa incertidumbre tan grande, deseamos que tengan por fin esa armonía de estar unidos y poder compartir libremente. A sus amigos y comunidad en general los felicitamos y agradecemos por esa lucha tan constante en pro de su libertad, su familia que hizo tantos viajes incluso llegó a la Corte Suprema de Justicia queriendo dar a conocer su caso y pidiendo se hiciera justicia, aunque el tiempo largo que ha pasado tan angustiosamente vivido ya no se puede devolver confiamos en que el futuro les traiga mucha alegría, paz y unión familiar”

Por último, hay que agradecer a todos los medios de comunicación que hicieron en muchas ocasiones crónicas y notas sobre este tema: Oriéntese, Teleantioquia, Telemedellín, a Caracol TV con su programa los informantes y a los demás medios que dieron su aporte para dar a conocer esta situación de injusta privación de libertad a un colombiano inocente.

2 thoughts on “Don Javier Cadavid, crónica de una Justicia Discapacitada

  1. Historias de vida muy dolorosas,dificiles de entender.
    !Alto a la injusticia!
    Admiro la fortaleza de don Javier y su familia.
    Pido a Dios con el alma destrosada por la libertad de mi hijo, HERNANDO PACHÓN BELTRAN.victima de falso positivo judicial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat